Páginas

miércoles, marzo 28, 2012

Idiota del Corazón


No puedo olvidarte, niña.
Un idiota soy del corazón,
que, si mil veces te olvida,
otras mil muere de amor.
Un idiota soy del corazón,
que a solas ama
y muere a solas de amor,
mientras tú te irritas, compasiva,
porque idiota soy del corazón.


domingo, marzo 25, 2012

Tu Nombre Propio

Tengo nombres propios en el corazón,
palabras que sólo él puede pronunciar,
emociones ante lo más puramente concreto,
presentimientos de realidad,
son nombres de agua y aire,
mas, sólo cuando pronuncia el tuyo,
me devuelve a la vida.

La palabra secreta que te nombra
es de gracia y belleza,
de calidez y franqueza,
y mi corazón te guarda
entre todos los otros nombres,
mas, sólo cuando pronuncia el tuyo,
me devuelve a la vida.

Dice mi corazón infinidad de nombres
hermosos,  ingratos o indiferentes,
y, ya que no he de causarte más dolor y dejarte libre,
yo quisiera oírle hoy
cualquier otro que no fuera el que te llama,
mas, sólo cuando pronuncia el tuyo,
me devuelve a la vida.

Mi inteligencia ha luchado, amada,
por dominar mi pasión,
pues muero porque amo a quien me desprecia;
quisiera encontrar otro nombre
que mi espíritu silabeara con las luces del amor,
mas, sólo cuando pronuncia el tuyo,
me devuelve a la vida.

Amada, mi corazón te pronuncia,
me canta tu condición en tu realidad precisa,
más bella que las flores, más dulce que los sueños;
perdido, muerto estoy si no calla
o, prudente, busca otro nombre con el que confortarme,
mas, sólo cuando pronuncia el tuyo,
me devuelve a la vida.

miércoles, marzo 21, 2012

Hoy despierto


Hoy despierto,
mezquina,
de tu encantamiento.
Mi corazón no te conocía,
amaba un sueño que nunca ha existido
con la fuerza del Cosmos
cuando tú apenas me has dado
una limosna mancillada con tu saliva.
Ríe, ríe, ríe,
ríe, niña, confiada en tu poder,
mas por mucho que rías
no expulsarás
a tu demonio,
el demonio del amor.



domingo, marzo 18, 2012

Amar

Ya crees abandonar nuestro reino fugaz,
y, obstinado, quieres llevarte
la simiente del mundo,
inquieto afán de tu mente enferma y llena de horror,
para sembrarte en el vacío 
y crecer donde ya no hay tiempo.

¿Qué agarran tus manos;
qué buscan tus ojos,
qué puerta,
qué vaso,
qué rostro;
que dedos ansías?
En los pliegues de tu alma
quieres asir el mundo,
quieres
verterlo en tu pensamiento,
como una sopa fría,
indigesta e infernal
para llevártelo como bulto macabro de viaje.

Deja ya esa vana esperanza,
todo se queda aquí,
no vas a ninguna parte.
La vela se extingue,
brota una vaharada de humo y se diluye en el aire.
Cuanto has codiciado en la vida,
es una fina hebra de vapor que sostuvo tu deseo.
Nada es tuyo,
no tienes nada,
sólo eres arte y voluntad.
Pero el amor bien hecho,
no lo borra el tiempo,
viaja al infinito
y brilla allí, como única realidad,
recuerdo de un beso generoso.






viernes, marzo 16, 2012

Isi de los Niños

A Isi Sil

Que tu boca no se agríe,
que tu pelo penda suelto,
que tus ojos no se enturbien,
que tus mejillas rosadas
conserven sus arreboles,
que la rosa de tu frente
tenga eterna primavera
de pensamientos de niña.
No te hagas grande, mi vida,
que los mayores no saben
de amores y de alegrías,
no te hagas grande, mi vida,
que los viejos nunca juegan
con sus almas ya baldías,
no te hagas grande, mi luz,
que la esperanza del niño
no la conoce el mayor.
Que los sabios no te quiten
la inocencia de tus ojos,
que los dolores del Mundo
no te me emboten el alma,
yo te quiero siempre niña,
para que des a tus niños
la alegría que les falta,
para que no te corrompan
los locos que nunca aman,
para que vuele en tu pecho
una mariposa blanca.
Tú eres Isi de los niños
y yo un niño que te canta.

miércoles, marzo 14, 2012

Creeme

Las raíces de este amor
se alimentan de la verdad y la necesidad
y el agua que las riega
es tu digna nobleza;
las ramas quieren crecer 
hacia el paraíso de tu mirada
y las hojas dan sombra 
a mi desesperanza.
Cuanto hay en este afecto supremo
es impulso de generosidad
y desprecio de toda falsedad,
¿por qué, entonces,
detestas mis palabras más hondas,
las que brotan del manantial de mi alma?


domingo, marzo 11, 2012

Dime la Verdad



Eres tan dulce
como una humilde flor silvestre.
Tu hermosura y distinción, 
han hecho un presidiario de mí.

La cárcel es mi deseo;
el condenado, mi corazón;
el carcelero, tu recuerdo;
el juez que me sentenció
se llama Dolor y Tristeza.
Tu vitalidad me arrestó 
y ahora recibo mi castigo por el sólo delito
de amarte sobre todas las cosas.

Tu beso me liberaría,
tu mano me consolaría,
tu adiós me atormentaría,
pero tu palabra falsa me mataría.

viernes, marzo 09, 2012

Mírame

A Susana Escarabajal


Niña de seda,
amiga,
quiero que me mires y me sonrías,
para ver tu rostro de chiquita tierna,
el azúcar de tus ojos,
el vino dulce de tus labios,
la fruta fresca de tus mejillas
y tus cabellos, que son
 de hierbabuena,
juguetes del sol y el aire;
con que me mires, me basta
mi niña,
para que ría mi corazón.




jueves, marzo 08, 2012

[Final de un etapa. Blog acabado]

Señoras y señores, este blog no va a ser eliminado pero dejaré de escribir nuevas entradas. Los nuevos poemas que escriba serán publicados en Palpitación de lo Concreto. El motivo es que nadie leía ya este blog, quizá porque tiene excesivas concesiones al humor que estropean la atmósfera poética. Como primera etapa de mi joven trayectoria poética, no está nada mal pero, no sé por qué motivo, mis poemas a partir de un cierto momento han dejado de interesar a mis lectores y me he quedado sin audiencia. Como yo pienso que el arte sin una dimensión social no es auténtico arte, me preocupa mi audiencia y mucho. Escribir sólo para uno mismo, yo lo siento por quienes lo hacen y son felices así, según confiesan, no es más que un ejercicio de egolatría. La poesía, el arte, es un camino espiritual desde el individuo a la sociedad. No hay arte sin receptor por lo que hay que procurar por todos los medios llegar a éste. Si no se consigue y muere uno siendo un van Gogh, es un caso que no niega sino que demuestra mi tesis: el arte empieza a serlo de verdad cuando la sociedad lo valora. Hoy es cuando los cuadros de van Gogh están cumpliendo la misión espiritual para la que fueron creados, no en vida del pintor. Si no hacemos lo posible por defender del olvido y la indiferencia un poema que creemos haber provisto del suficiente poder evocador, es posible que sea esencialmente una gran obra de arte, pero puede que jamás llegue a cumplir su auténtica misión. Yo opino que para salvar la cara y mostrar mi arrepentimiento por los errores estéticos que he cometido, no me queda más opción que dar por terminada esta bitácora, como digo. Los chistes, las imágenes de cerdos muertos y la agresividad autodestructiva prometo que estarán ausentes en Palpitación de los Concreto, allí sólo habrá Poesía. Quienes amen ese arte pueden visitar sin miedo el nuevo blog, no les defraudaré mientras la inspiración no me falle, que espero que no ocurrirá nunca.

Hay una serie de poemas programados todavía sin publicar, saldrán publicados tal y como los he programado pero no programaré en Néctar de Felicidad ningún poema más.

miércoles, marzo 07, 2012

No importo


Ni el aire que se exhala
importa tan poco
como mi corazón
cuando, atormentado por la soledad,
nada en mar airado
y no halla el refugio de una orilla.

domingo, marzo 04, 2012

Solo


Mi soledad es tan vasta
como el espacio que el corcel de la muerte
recorre cada respiro con su ansia desbocada.
Nada la calma,
nada la puede aplacar,
más que la fatiga de mi cuerpo y el suyo
trepando entrelazados
el eje del mundo.
Pero su corazón, frío, me ha negado
tantas veces como suena el fragor de las nubes 
en una despiadada noche de tormenta.
¿Quién es,
quién es,
quién es la que me niega
después de devolverme el aliento?
¿Es ángel o diosa del Mal?
¿Por qué me he enamorado de aire?
Mi soledad es tan vasta
como el espacio que el corcel de la muerte
recorre cada respiro con su ansia desbocada.



viernes, marzo 02, 2012

La Hermosa Buscadora

A Isi Sil

La noche es muralla de plomo;
tus labios, miel eterna derramándose;
la noche es espada terrible que saja;
tu mirada, luz balsámica de aurora;
la noche es piedra dura y sin alma
que humilde musgo quiere cubrir,
derribo de espigas, miedo y pudor de los corazones;
tu pelo, mar de ondas saladas
que choca alegremente
contra el tierno rubor de tus mejillas;
la noche atormenta mis manos;
tu palabra reverdece mi pecho
con magia de primavera.
No estés triste, mi pequeña,
el camino y el viento nos dan aposento,
pero, aunque erramos hasta el fin hacia la perdida infancia
destapando mil veces el velo a la desolación
y volviendo otras mil a ocultarla con horror,
mi mano ahora agarra la tuya mientras canta un sencillo jilguero.